lunes, 25 de abril de 2016

No tenemos tiempo de pensar.

Desde que entramos en la escuela nos enseñan que hay que estudiar para, no estudiar por, hay que estudiar para poder tener un trabajo, para poder ser alguien, para tener dinero, pero ¿porque estudiar? Tienes que estudiar por que te gusta, por que te llena no por que te lo dicen, aun asi la sociedad nos prepara como productos prefabricados para un mundo laboral, para un mundo esclavo en el que nos creemos libres. Nos haze}chan todo el dia con publicidad, te dicen TU DESEAS ESTO TU NECESITAS ESTO PARA SER FELIZ. El sistema solo crea seres automatas que acatan normas y hacen crecer la economia de un pais, pero ser persona no es dinero no es economia es poder pararse a pensar, a meditar a observar pero por desgracia no tenemos tiempo para eso. Los unicos momentos que tenemos para pensar son en las colas, en los servicios de transportes publicos, mientras intentamos dormir... Nuestro unico momento de ser libres y de poder parar es cuando estamos esperando algo. ¿Es vida humana lo que nos propone el sistema?¿Somos solo maquinas echas para que el PIB de pais aumente? ¿Que pasaria si todo el pais se detuviese a pensar? Y es que en esos momentos en los que frenamos en los que nos paramos a ver la vida desde fuera del marco, nos damos cuenta de la realidad, de la esclavitud social en la que vivimos y que como se dice las cosas se hacen mejor despacito y con buena letra. Sara Cerqueira Garcia 1°Bac A

Sindrome de Estocolmo

Un ser humano puede ser o no ser persona al igual que cualquier otro animal, pero hay personas que no deben considerarse ni siquiera animales, ya que estos en cierto modo, cada uno en diferentes grados son capaces de razonar y de ser consecuentes con sus actos. Pongamos un ejemplo. Un perro si se hace pis en el parqué por primera vez no sabe a que se atiende pero cuando le regañan por ello entiende que eso esta mal, Hay personas que por muchas patadas que la vida les de no aprenden ni a pedrazos. Quiero tratar el tema de que significa ser humano formulandolo desde que es NO ser persona aun siendo humano. Un maltratador no se da cuenta del daño que hace, no es consecuente con sus actos l, dice hacerlo todo por amor, pero es capaz de ver la realidad que vive. El tema de la violencia de genero es muy actual y muy común por desgracia en la sociedad mundial, tanto hombres como mujeres son víctimas de un ser humano que los domina ya sea física o psicologicamente, los hace sentir pequeños a su lado no los deja crecer como personas ni ver más ayá de lo que él/la maltratador/a quieren que vean. El sindrome de Estocolmo haciendo un gran resumen es aquel estado en el que el maltratado ama, quiere a su maltratador. El maltratado se ve protegido por el maltratador pero, ¿Protegido de que? ¿No debería mas bien protegerse de su maltratador? ¿Es justo que un maltratador se pueda llamar persona? ¿Que puede llevar a un ser humano a convertirse en un mounstro? Sara Cerqueira García 1°Bac A

domingo, 17 de abril de 2016

Liberdade de elección

Constantemente atopámonos con persoas que din actuar libremente, non depender de nada ou ninguén, vivir sen ataduras e facer o que queren cando queren. Mais, realmente temos a capacidade de actuar libremente ou cada un dos nosos actos, mesmo algo tan simple como mover un dedo, veñen motivados por algún factor?

Atopámonos aquí coa teoría do libre albedrío, defensora de que podemos decidir libremente calquera acto que realicemos. O máis simple sería considerar que en condicións normais teño opción de elixir, pero vaiamos máis alá; se por exemplo nos falan constantemente dun mesmo tema, este invadirá a nosa cabeza por un tempo, se nos din que non pensemos en certos elementos, a súa imaxe estará con nós uns segundos polo menos. Estes serían pensamentos que un non pode controlar, polo tanto a posibilidade de elección non se limitaría a accións físicas e observables, senón que tamén engloba cambios internos.

Se vivimos nunha cidade e non noutra, se imos a un  concerto, se comezamos unha relación cunha persoa, etc, nunca depende unicamente de nós, sempre son feitos onde factores externos nos condicionan. As nosas vidas están constantemente condicionadas, podería dicir que a maior parte das veces incluso son os sentimentos aquilo que nos controla.

Pero tratemos de atopar algo máis grande, estamos predestinados para ter unha vida ou outra? Constantemente aparece a dúbida de "e que pasaría se..?" Tal vez as nosas decisións veñan determinadas por algo máis que as nosas sensacións e o mundo que nos rodea, un algo que marcou os nosos días e fará que vaiamos nunha dirección ou noutra mesmo se nós pensamos que a decision é propia. Entón podería ser que pasemos a vida crendo, falsamente, que decidimos o noso camiño, pois este xa aparece determindo, e se todo está previamente planeado, tamén o está a crenza de que podemos elixir un ou outro destino.

Polo tanto, finalizo esta pequena reflexión con que sería incorrecto afirmar que cada un é libre de facer o que quere, pois tal vez esa decisión ven condicionada por un destino previamente ideado.



Icía Castro Iglesias, 1º A BACH, IES San Tomé

miércoles, 16 de marzo de 2016

PERSONA SYNTHETICS



A todos nos es familiar la existencia de “robots” que nos ayuden en casa a hacernos la vida más fácil, así como electrodomésticos desde la nevera, al lavavajillas, o el robotito/aspiradora que limpia el suelo el solo. Pero nos sorprenderíamos  si de repente al visitar a un amigo halláramos en su casa un androide que lavara la ropa o cocinase y eso fue lo que me sucedió a mí (más o menos) al ver este anuncio en la televisión.
https://www.youtube.com/watch?v=_94sQiXlPtE


Imaginarnos a un robot imitando las rutinas de un humano da que pensar ¿imita Sally simplemente los comportamientos humanos o los siente como suyos? ¿Si los sintiese como suyos, seguiríamos considerando a Sally un robot?

Nos crea cierta reticencia hacia ellos el pensar que puedan llegar a sentir como nosotros o incluso a pensar, y no solo imitar lo que un humano haría en su lugar.
Si creásemos un robot sería principalmente para facilitarnos las tareas y nuestra vida, por lo que podríamos decir que es un ayudante, como cualquier electrodoméstico de nuestra cocina. Pero si este tuviese sentimientos entonces lo deberíamos llamar esclavitud ya que al tener raciocinio y/o sentimientos sería como obligar a una persona a trabajar para nosotros a cambio de nada y es que precisamente la palabra robot proviene del checo robota, que viene a significar "labor forzada", servicio, esclavo...
 
La cosa se agrava para nosotros si, como Sally, el robot tiene forma humanoide, ya que no es lo mismo ver llorar a nuestra nevera que a un ser con forma humana, ya que despertaría más nuestra empatía y es entonces cuando nos preguntamos, ¿deberíamos considerarlos humanos, o más allá, personas? Y pensándolo detenidamente, deberíamos. 
Para que un robot como Sally llegase a ser humano debería verse en un espejo y decir “Esa soy yo”, es decir, tener conciencia sobre sí mismo y no simplemente imitar lo que otros hacen, lo que dotaría al robot de autoconciencia,que es lo que nos hace ser personas y por lo tanto humanos, así que, ¿cuál sería la diferencia entre ellos y nosotros? Se podría decir que no existiría ninguna; y puede que nosotros tengamos una madre humana, y ellos vienen de una fábrica; pero en lo referente al resto somos "iguales".

Teniendo en cuenta la trayectoria que llevamos los seres humanos, que en general tendemos a despreciar o marginar lo diferente ya sea por miedo o envidia, podríamos incluso tener que llegar a protegerlos de nosotros mismos. Aunque esto es irse un poco del tema principal. 
Parece imposible que podamos llegar a crear robots con uso de razón aunque quien sabe si algún día lo llegaremos a conseguir a sabiendas o quizá por error, tanto para bien como para mal.




http://www.personasynthetics.com/ ; Persona Synthetics “página oficial”


Inés Fernández Sánchez   1º BACH A

LAS ESTRELLAS

Estrellas, esferas de plasma que emiten luz; luz que nos llega tras millones años, puede que esa luz que veamos sea de una estrella la cual ya ha desaparecido pero que vemos en la actualidad. La vida es como una estrella: larga, acalorada y complicada, nuestra vida está llena de complicaciones, de subidas y bajadas, de momentos de felicidad infinita y otros de tristeza insoportable.

Durante la vida tenemos que pasar por muchas situaciones, algunas más agradables que otras, pero todas hay que superarlas, aceptar las consecuencias que tengan la decisión tomada por ti en esa situación, y seguir para adelante.

En vida hacemos amigos, familia y alguna relación de mayor importancia, durante que estamos vivos brillamos como la más hermosa estrella. Pero ¿Qué pasa una vez que hayamos muerto? Una vez muertos dejamos este mundo y lo único que queda en este es nuestro recuerdo, el recuerdo de lo que fuimos y de lo que podíamos haber sido; lo único que queda es la luz de una estrella muerta.

Dicen que cuando una persona muere te olvidas de su voz. La voz es lo más difícil de recordar puesto que es un sonido. Es complicado acordarse de un sonido tan diferente como es la voz, pues esta tiene distintos tonos, formas… La voz es demasiado compleja como para que nuestra memoria la guarde con precisión y por eso es la primera cosa que olvidamos de un difunto.

Es muy triste olvidarnos de una persona que ha sido muy querida por nosotros ¿pero es algo que podemos evitar? Lamentablemente, no. El tiempo pasa y nuestra memoria olvida cosas. Se podría comparar la memoria humana con la de un ordenador, los recuerdos se archivan y se guardan, pero con el paso de los años estos se van metiendo en carpetas, dentro de carpetas, dentro de carpetas, dentro de carpetas, etc. Y llega un momento que encontrar ese archivo que necesitamos se hace una misión imposible.

Es curioso que la apariencia física es lo que más fácil se nos hace a la hora de recordar ¿eso nos hace superficiales? Probablemente, sí. Eso es causado a que  vivimos en una sociedad muy superficial y teniendo en cuenta que la sociedad somos todos nosotros y por tanto estamos rodeados por ella en todo momento, nos vemos afectados mucho por ella. Si a una persona le dices que es fea o feo durante mucho tiempo, llegara un momento en que se lo creerá, pues eso es más o menos lo que hace la sociedad en nuestras vidas.


En conclusión la vida y la muerte son como las estrellas, muy luminosas en vida pero solo una luz como recuerdo de lo que fueron en la muerte. Hay algunos recuerdos de las personas que queremos y que murieron que son difíciles de recordar, como la voz, y en cambio hay otros que son muy fáciles de recordar cómo es la apariencia física.


Laura Presas Vázquez
1º Bach. Grupo A
Curso 2015-2016
IES. San Tome 

martes, 15 de marzo de 2016

OSO BLANCO

Desde hace un tiempo ya conocíamos la serie Black Mirror, pero tras comentarla en clase nos decidimos a  recuperarla del olvido y a provechar para analizar este capítulo en concreto el cual nos llamó bastante la atención a ambas porque nos parece que guarda gran similitud con la realidad actual en relación a la sociedad y el uso de las nuevas tecnologías.

En un dormitorio, una mujer (Victoria) se despierta en una silla sin poder recordar nada de su vida. Al parecer, como resultado de un intento fallido de suicidio, Victoria está rodeada de fotos de una niña pequeña (quien ella asume que es su hija). Victoria ve un símbolo raro en las pantallas de televisión de la casa y un calendario en el mes de octubre, con todas las fechas tachadas hasta el día 18. Al salir de casa, Victoria ve que la gente está constantemente grabándola con sus teléfonos móviles. Al pedir ayuda y gritar a la gente para que la dejen de grabar, un hombre que lleva un pasamontañas con el símbolo que aparecía en las pantallas de las televisiones se baja de un coche, saca una escopeta y dispara a Victoria. Después de ser perseguida por el hombre enmascarado, pronto se encuentra con dos personas que están cogiendo suministros en una gasolinera. Uno de ellos es asesinado por el hombre enmascarado y la protagonista junto con la otra superviviente huyen. Jem (la superviviente) explica a Victoria que el símbolo alude a un transmisor llamado "White Bear" (Oso Blanco), cuya señal ha convertido a la mayor parte de la población en mirones estúpidos que no hacen nada pero graban todo lo que les rodea. Victoria y Jem no se ven afectadas, pero también son un objetivo para los "cazadores", entre ellos el hombre enmascarado. Jem tiene previsto llegar al transmisor de la señal para destruirlo.
(Atención spoiler a partir de este punto)
Por el camino se encuentran con un hombre que intenta matarlas pero consiguen librarse de él. Mientras continúan viajando hasta el transmisor, Victoria empieza a tener visiones de acontecimientos pasados y futuros. Cuando llegan al transmisor "White Bear" (Oso Blanco) para destruirlo, Victoria y Jem son atacadas por dos cazadores. Pero Victoria se enfrenta a uno de los cazadores y le quita la escopeta, para después dispararle, aunque de la escopeta solo sale confeti.
Las paredes del lugar donde se encontraban se abren para mostrar a un público aplaudiendo después de observar la aventura, Jem, el chico muerto y los cazadores saludan al público mostrando que todo había sido una farsa desde el principio. Victoria está atada a una silla, mientras le explican todo: la chica que Victoria asume que es su hija era en realidad una niña de seis años de edad, de nombre Jemima Sykes, a quien Victoria y su prometido, habían secuestrado a pocos kilómetros de su casa. Después de llevarla a un bosque cercano, él procedió a torturar y matar a Jemima mientras Victoria grababa sus acciones con su teléfono móvil. El "Oso Blanco", originalmente el peluche de la víctima, era un símbolo de la búsqueda a nivel nacional y de la investigación del asesinato, mientras que el símbolo que aparece en las pantallas y en la máscara del cazador era idéntico al tatuaje que llevaba el prometido de Victoria (quien se suicidó en su celda antes del juicio). Victoria recibió una sentencia en la que se somete a esta grabación multitudinaria cada día.Victoria, es colocada de nuevo en la silla del dormitorio, donde le ponen un aparato que le borra los recuerdos de los acontecimientos del día. El hombre responsable de todo esto, después de dejar a Victoria gritando en la habitación, baja al salón donde saca un rotulador negro y tacha el día 18 de octubre en el calendario, dejando todo listo para que Victoria pueda revivir los mismos hechos al día siguiente.
En los créditos finales, vemos como el personal se prepara para otro día de trabajo mientras suben a un escenario. Los mirones son miembros del público que están allí para ver sufrir a Victoria mientras graban el espectáculo con sus teléfonos móviles, como quien acude a ver un partido de fútbol o una representación de teatro. El episodio termina como empezó, con Victoria despertando en la silla del dormitorio sin recordar nada.

En el capítulo se aprecian varias perspectivas:
  1. Victoria: Desde el desconcierto de no recordar lucha por sobrevivir y porque no la maten, engañada por todos para ser un entretenimiento más. Condenada a vivir todos los días la misma tortura para pagar por sus crímenes o, mejor dicho, por los de su novio. ¿Acaso ella es peor que los mirones? En el fondo, lo único que ha hecho, por lo que le cuentan, es eso: mirar.
  2. Los cazadores: Juegan a ser Dios, ellos deciden cual debe ser el castigo de Toni. Es más, ellos deciden que Toni es culpable.
  3. Los “mirones”:  La función de estos personajes es la que más cuesta entender; el por qué, y su motivación a ver cómo una persona es castigada un día tras otro, puede que al igual que cualquiera de nosotros, sumergidos en la rutina. Es curioso, como los personajes más complejos son los más sencillos, los que más se parecen a nosotros. Puede parecer una locura compararnos con los mirones, nosotros no vemos cómo torturan a alguien todos los días. ¿Estamos seguros? Cuando ves una pelea en la calle, ¿qué haces? ¿Intentas pararla, o la grabas con el móvil? Cuando un tsunami o un terremoto arrasa tu ciudad ¿Intentas ayudar a los que lo necesiten, o lo grabas para subirlo a una red social y conseguir seguidores? Seguidores, “amigos”, a los que realmente no interesas en absoluto. Aquí hallamos la grandeza del ser humano, capaz de parar una pelea o ayudar a sus vecinos; y sin embargo, también su miseria, que prefiere mirar, divulgar y conseguir followers para engañarse creyendo que tiene a más como él que se preocupan por su bienestar, cuando está sólo ante una pantalla; es lo que ha elegido.

  1. Existe una cuarta perspectiva que es quizá la más interesante porque puede apreciarlas todas sin ser capaz de experimentar realmente ninguna: la nuestra, la del espectador que ve el capítulo. Podemos empatizar con cualquiera de los personajes, nos impactarán más unos que otros, o imaginar qué haríamos en su lugar pero lo cierto es que no ofreceríamos otra solución a la que dan los personajes porque no conoceríamos todas las perspectivas si realmente estuviéramos situados en una o, aunque lo hiciéramos, siempre creeríamos que la nuestra es la correcta, nunca la errada.


En resumen, ¿podemos ser jueces de la gente que nos rodea?, es decir ¿podemos tomarnos la justicia por nuestra mano?
Los “mirones” de nuestro capítulo se dedican a juzgar a otro ser humano y a infligirle dolor tanto físico como psicológico; pero nadie nos da la potestad para decidir si otra persona debe sufrir o morir (en el caso de la pena capital) por sus actos.
La base de nuestra existencia debería basarse en los Derechos Humanos y todos como personas, tenemos derecho a la vida y nadie posee el poder de comportarse como “un Dios” y decidir sobre la vida de otros, aunque por suerte o por desgracia esto nos ocurre a todos nosotros aunque ese tema se desvía un poco de nuestro cometido principal, y es el de hacernos reflexionar sobre el respeto hacia otros seres humanos.


Sati Deva Cancelas
Inés Fernández
1º BACH A


Enlace al capítulo de la serie:

ORGULLO & PREJUICIO

Orgullo & Prejuicio es una novela de Jane Austen que trata sobre la familia Bennet y los problemas que tienen para casar a las hijas. La obra es una crítica al rol de la mujer en la sociedad de 1823. Viendo esta película y comparándola con la sociedad actual me di cuenta de que esta tampoco ha mejorado muchísimo. La mujer sigue estando en la sombra del hombre en muchos ámbitos, como por ejemplo en el poder, no ha habido ninguna presidenta del gobierno en España, ni en la mayoría de los países, y jefas en empresas de gran importancia son casi inexistentes. Puede que el avance entre la igualdad entre hombres y mujeres no sea rápido, pero ya ha pasado un siglo desde esa época y es inamisible que siga habiendo estas desigualdades.
El libro, y película, no solo toca el tema de la desigualdad entre hombres y mujeres; si no que también habla sobre cómo afecta la sociedad en nuestras vidas. La hija mayor de los Bennet, Jane Bennet, conoce a Charles Bingley en una fiesta, inmediatamente caen enamorados. El señor Darcy, amigo de Bingley, le dice a su amigo que corte toda relación con ella, pues esta está con él solo por el dinero y no porque le quiera, cosa que es totalmente mentira. El señor Darcy lo dijo a causa de la clase social de la familia Bennet y de su no muy buena reputación. Darcy se dejó llevar por los complejos de la sociedad y estos los llevo a cometer una tontería, que por suerte arreglo. Lo que quiero dar a entender con todo esto es que no nos podemos dejar llevar por los complejos que impone la sociedad; no porque sea un gitano tiene que ser un ladrón, no porque vista una persona de negro tiene que ser gótica o rarito, como dice alguna gente. Estos complejos lo único que hacen es que juzguemos a una persona sin ni siquiera conocerla, y puede que por culpa de ello nos estemos perdiendo a una persona increíble.
Como indica el título de la obra, otro tema es el orgullo y el prejuicio. La sociedad está llena de prejuicios, como que el hombre tiene que ser más alto que la mujer en una relación, o que si tienes pluma eres gay. Pero estos roles no son más que tonterías inventadas por personas, por la sociedad, para sentirse con más poderío o más importancia. Pero estos prejuicios nos afectan de gran manera en nuestro día a día, nos impiden alcanzar muchas de nuestras metas; pero no dejarse llevar por los prejuicios sociales es como una misión imposible. La sociedad está compuesta por toda persona de este mundo, y está por todos lados, mires por donde mires la sociedad está presente. Es imposible no dejarte llevar por ella, siempre hay algo en lo que la sociedad nos haya influenciado sin darnos cuenta.
El mundo, la sociedad, esperan que seamos como ellos quieren que seamos. Siendo esto así la pregunta más importante ahora mismo es ¿tomamos las decisiones por nosotros mismos o es la sociedad la que decide por nosotros?
Hay que ser muy valiente para no seguir las directrices impuestas por la sociedad, puesto que si te sales de ellas las personas te miraran mal, con desprecio.  Lo único que puedes hacer cuando la gente te mira de esa manera es coger tu orgullo y seguir adelante.
Orgullo, otro de los temas de los que trata la película; puede que no tengan que ver con los otros temas tratados pero es igual de importante que ellos. El orgullo de una persona le puede llegar a causar muchos problemas. Por culpa de su orgullo el señor Darcy  cometió no tuvo el valor de decirle lo que sentía a Elizabeth Bennet, por lo menos no hasta que lo dejo aparte. El orgullo puede impedirte hacer muchas cosas, pero dejar aparte este es complicado, no quieres quedar en ridículo ante los demás, que se rian de ti, y eso es lo que hace que el orgullo crezca, el miedo a hacer el ridículo.
En conclusión, la sociedad ha creado unas directrices y la gente tiene miedo a perder su orgullo si no las respeta, lo que crea a su vez muchos prejuicios en las personas.





FUENTES CONSULTADAS:

-La película titulada Orgullo & Prejuicio  película británica del año 2005 basada en la novela homónima de Jane Austen publicada en 1813.



Laura Presas Vázquez
1º Bach. Grupo A
                                                                                           Curso 2015-2016

lunes, 14 de marzo de 2016

¿Por que juzgamos sin conocer?

En esta sociedad de hoy en día lo primero que valoramos de una persona es su estado físico, ya que como es lo primero que vemos de esa persona y por eso es lo que tomamos como referencia, si vemos que alguien tiene un defecto ya se le desprecia ya se le trata de diferente modo y no se le valora, esto es lo que le pasa en la película "Eduardo Manostijeras" en la cual vemos a un personaje el cual es marginado por la sociedad por tener la virtud de en vez de tener una manos tener una especie de tijeras como dedos. Esto lo que hace es que la sociedad lo margine y no le den una oportunidad de conocerlo, lo que no saben es que en realidad se esconde una gran persona la cual tiene muchas virtudes que no puede demostrar porque no le dan la oportunidad.


En definitiva que en esta sociedad de hoy en día no se le da una oportunidad a una persona sino que la oportunidad se le da al estado físico la persona lo cual es muy injusto porque e infinidad de casos el aspecto físico luego no tiene nada que ver con la mentalidad y el interior de cada persona. Y a muchas de estas personas marginadas por la sociedad acaban creándose un mundo aparte para ellos solos y saliendo del mundo real y todo esto es por una simple tontería de un defecto o una virtud dependiendo del punto de vista por el que lo mires, aunque la sociedad siempre lo va a ver por el lado malo. Y lo peor de todo es que no hay forma de acabar con esto ya que esta demasiado extendido y para acabar con ello habría que concienciar a todo el mundo y eso por mucho que no nos guste es prácticamente imposible.



                                                                                                              Miguel Lourido Soto 1ºA BACH

Disertación sobre la identidad

El ser humano siempre se ha preguntado acerca de la identidad. ¿Existimos en esta realidad, o solo es una alucinación provocada a nuestro cerebro? ¿Y si descubrimos que la realidad es distinta a lo que siempre hemos percibido, la aceptaríamos? ¿Qué es la identidad? ¿Puede esta cambiar? Y si es así, ¿seguimos siendo la misma persona?
Desde el planteamiento de “el mito de la caverna” de Platón hasta el día de hoy, con, como por ejemplo, la película Matrix o el texto Vivir en una cubeta, la gente se ha planteado si la realidad que percibimos es verdaderamente real o está oculta. En el mito de Platón, lo percibido son las sombras proyectadas en la pared de la cueva, y todos piensan que esa es la realidad, pero cuando salen al exterior, ven que hay una realidad, y no es la que siempre habían percibido, si no que la anterior era un simple reflejo de la verdadera. En Matrix se va un paso más, y los humanos están conectados a máquinas que les hacen ver como real una simulación creada por unos robots y en el texto de vivir en una cubeta trata también de inducirle alucinaciones a un cerebro. El problema es, que si no puedes percibir la realidad, ¿cómo sabes que lo que puedes sentir no es la realidad?
Además, tanto en el  “Mito de la caverna” como en Matrix, cuando alguien consigue descubrir la realidad, intenta mostrársela a los demás. En el mito de Platón, el resto de los prisioneros no quieren aceptar que lo que llevan viendo toda su vida no es la realidad, y se dice que en cuanto puedan intentarán matar al que los intentó liberar. En Matrix también hay personaje que a pesar de que sabe que el mundo en el que vive no es la realidad, prefiere seguir en él y ayudar a las máquinas que les tienen atrapados antes que vivir en la realidad y perder todos los privilegios que tiene en el mundo creado por medio de un programa informático. Esta manera de pensar existe en la realidad, y la podemos observar en el caso de los extremismos religiosos, que llegan incluso a condenar a muerte a personas solo por creer que lo que ellos creen real no lo es, y que la realidad es otra (como por ejemplo los yihadistas o la Inquisición en el pasado).
Otro de los problemas planteados en el texto es el de la identidad, y es que, por ejemplo, hay estudios científicos que demuestran que entre 5 y 10 es lo que tarda nuestro cuerpo en sustituir todos los átomos que lo formaron en un momento específico. Entonces,  si nuestro cuerpo no tiene una sola partícula de las que tenía hace diez años, ¿seguimos siendo las mismas personas?, y si lo somos, ¿Qué nos hace ser una persona?

A nuestro parecer, sí que lo somos, ya que la identidad no va ligado a algo físico como es el cuerpo, y aunque cambiemos de ideales, también seguiremos siendo los mismos, ya que lo que nos da una identidad es nuestro pasado, es decir, todo lo que hemos hecho con anterioridad, ya que es eso lo que nos ha llevado a ser como somos en la actualidad.

Miguel Suárez
Elisa Sun

domingo, 13 de marzo de 2016

¿Impostores?

¿Cómo saber si el resto de humanos constan de un yo similar al nuestro? Hay personas que creen que el único yo existente es el suyo y que el resto de humanos simplemente son sus expresiones, apariencias, etc. No podemos estar seguros de que el resto de personas que nos rodean tengan sentimientos y pensamientos como los nuestros o parecidos ya que no podemos introducirnos en su mente, pero la idea de que solo imiten acciones como las nuestras parece imposible. Resulta bastante disparatado creer que solo nosotros tenemos una mente ya que nadie sabría como imitar las reacciones a los distintos sentimientos a no ser que fueran cercanos a nosotros y nos pudieran observar y copiar, ¿pero que ocurre con los millones de desconocidos que viven a millones de quilómetros de nosotros y con los que jamás hemos mantenido ningún tipo de relación? Ellos no tendrían ningún modelo a seguir así que no sabrían "sentir", ni tendrían metas ni objetivos, es decir, no tendrían vida, pero constantemente vemos a actores, modelos, escritores... extranjeros que viven y tienen metas, que expresan sus pensamientos en entrevistas, biografías, etc. Si la teoría solipsista fuera cierta, esta enorme cantidad de desconocidos no podrían ser tan "reales" como nosotros.

Alejandra Fernández Iglesias 1º BACH E 

¿Puede llegar a tener una máquina conciencia?

El otro día vi una película que trata un tema que hablamos hace nada en clase, esta película era la de "wall-e". Este robot tiene sentimientos, el tema que tratamos el otro día en clase, en un documental de "tres14".
Un robot podría llegar a tener sentimientos y conciencia algún día? y si los llegara a tener, sería correctamente ético que los pudiera llegar a tener?
Yo creo sinceramente que un robot nunca podrá llegar a tener sentimientos o conciencia como los de una persona corriente, puede hacer como si lo pareciera; podríamos ponerle a hacer que se pusiera a llorar y a patalear y una persona desde fuera pensaría que esta triste, pero realmente este no siente nada, solo está ejecutando una orden de llorar y patalear con un bucle al final, pero sin saber realmente lo que está haciendo.
Como llegaría a ser todo si los robots tuvieran conciencia, por lo tanto, que fueran como un humano?  La vida sería totalmente diferente a como la conocemos, la vida ya no sería lo mismo, el fabricar máquinas sería como dar a parir a un niño y los humanos acabaríamos pasando poco a poco a un segundo plano.
En la película que yo vi, claramente el robot principal tenía sentimiento por otro robot chica, y llegaba a tener conciencia mientras que otros robots de la misma película solo ejecutaban órdenes.
En conclusión, un robot no puede llegar a tener conciencia, que es la capacidad de vernos y reconocernos en un espejo además de reconocer nuestros actos y nuestros pensamientos. Y por o tanto no podrá tener sentimientos o remordimientos o alma.

JUAN RAÑA LEMOS
1BACH-A  nº28

¿Soy libre?

La libertad muy rara vez no está influenciada por nuestra propia voluntad, la cual varía según los genes del individuo, ya que estos genes son los que nos caracterizan y distinguen de cualquier otro individuo. Pero obviamente, la libertad no solo depende de eso, sino que también depende, por ejemplo, del sistema político en el que vivimos, ya que no hay la misma libertad en una dictadura que en una democracia.

 Llegados a este punto, ¿Podemos afirmar que podemos pensar lo que sea sin restricción alguna? Por desgracia no se puede contestar con un "si" o un "no" ya que contestar afirmativamente chocaría con la respuesta negativa, me explico: Digamos que si, podemos opinar lo que queramos libremente siempre y cuando no hagamos pública nuestra idea porque al hacerla pública es cuando el resto de individuos pueden estar a favor o en contra de nuestra idea y esto es lo que choca con la idea de pensar libremente sin restricción alguna, ya que estamos expuestos a la crítica del resto de individuos, este puede ser un ejemplo de Libertad de Expresión, que es sin lugar a dudas nuestra libertad más relevante ya que asienta las bases de todo el cómputo de nuestras libertades. Si no tuviésemos libertad a la hora de expresarnos, todas nuestras libertades y todos nuestros derechos fundamentales caerían como un castillo de naipes.
 
Pero la libertad no es solo un aspecto mental, sino también un aspecto físico. Pensemos por un momento en el éxodo masivo de los refugiados que huyen de la guerra de Oriente Medio, sus libertades son vulneradas continuamente y ese es el motivo de su huida, no se pueden expresar libremente, ni opinar libremente, ni vestir libremente; todo eso es lo que buscan en Europa, buscan cosas que nosotros damos por seguras que tendremos. Buscan la libertad.

Como consecuencia a todo lo dicho anteriormente os formulo la siguiente pregunta: ¿Realmente somos libres o simplemente hacemos y decimos lo que el resto de individuos nos dice que está bien?

"No hay un hombre absolutamente libre, es esclavo de la riqueza, o de la fortuna, o de las leyes, o bien el pueblo le impide obrar con arreglo a su exclusiva voluntad." Eurípides


Borja Díaz, 1ºBACH A

Yo adentro,yo afuera

¿Cómo podemos estar seguros de algo?,¿Y si sólo fuesemos personas que han sufrido un lavado de cerebro como en la película "La isla"? Si fuese cierto,resolvería problemas teocentristas,de recuerdos...Como dice Fernando Savater,Descartes planteó la hipótesis de que todo lo que consideramos real puede ser,simplemente,un sueño.

Alguna vez nos ha pasado estar haciendo alguna actividad y recordar haberla hecho en sueños.Los científicos dicen que esa sensación de sabe rlo que va a ocurrir es un efecto óptico,de que un ojo pestañeó antes que otro,pero,¿y si en realidad nuestra realidad no fuese más que un "yo" viviendo el pasado,presente y futuro consecutivamente?Sería lo mismo que no haber soñado nunca,a fin de cuentas esta idea sólo nos da a entender que lo falso es real y quelo real es ficticio.Pero,¿Quién es ese "yo"?Todos somos un yo diferente,puesto que no somos la misma persona.Nuestro yo es nuestro cuerpo y nuestra mente.Entonces,¿Cuántos cambios puede sufrir una persona(o cosa)para que sigamos diciendo que es la misma que era,aunque transformada?Cuando un bebé nace,va creciendo y va pasando por ser niño,adolescente,adulto y anciano.El anciano ha sido el bebé,por lo que son la misma persona,pero han sufrido transformaciones,pero en ningún momento deja de ser lo mismo,es decir,un ser humano.Al hablar de nuestro "yo" también nos preguntamos si existe algún otro "yo" aparte del nuestro.Todos tenemos un "yo",yo tengo mi "yo",tu el tuyo y el y ella el suyo,todos,absolutamente todos tenemos un "yo",lo que también implica que solo podamos estar solos con nuestro "yo",puesto que,exteriormente,con todos lo habitantes que tiene la Tierra,es prácticamente imposible estar solo. Pero,¿Creemos en realidad estar subidos en nuestro cuerpo y al volante ,como quien pilota un vehículo?Controlamos nuestro cuerpo de forma consciente,por ejemplo,sabemos controlar nuestras piernas cuando caminamos.Pero hay cosas de nuestro cuerpo que no llegamos a controlar,como,por ejemplo,que el estómago digiera comida.

Descartes suponía que el alma es un espíritu y el cuerpo una especie de máquina.¿Estamos dentro de nuestro cuerpo como si nuestra alma y conciencia estuviese encerradaen un recipiente?En la antigüedad,en a literatura,en la filosofía o en la religión,se ha hablado de que cuando nuestro cuerpo muere,el almaes libre.En la literatura se uniría con la "divinidad",y en la religión subiríamos al cielo reencarnados en Ángeles.Hace siglos esto nunca hubiese planteado debido a que el lenguaje nunca había creado el "yo" y el "tu",pero con el podemos saber que a la persona que estamos viendo eres "tu" en una lengua que permite hablar desde el lugar de un "yo".

Fuentes consultadas:
Savater,Fernando:Las preguntas de la vida,2007.Barcelona,Ed.Ariel.Cap.3:Yo adentro,yo afuera.

Por Laura Sanmartín y Hugo Covelo,1ºBachE.



¿QUE PASARÍA SI LAS MAQUINAS TUVIESEN CONCIENCIA?


¿QUE PASARÍA SI LAS MAQUINAS TUVIESEN CONCIENCIA?

                El otro día en clase vimos un documental del programa “tres 14” en el cual se hablaba de la conciencia, en un momento se hablaba de si conseguiríamos hacer o construir robots conscientes, pero ¿Qué pasaría si las maquinas tuviesen conciencia? ¿se diferenciarían seres humanos de las maquinas si eso pasara?

                “La conciencia es la capacidad de vernos y reconocernos a nosotros mismos, de reconocer nuestros actos y pensamientos, de sentirnos yo y al mirarnos en un espejo saber quién somos y quizás hacia dónde vamos”, tras esta afirmación empieza el programa en el cual  se plantea la posibilidad de si es o no posible crear robots conscientes. Vamos a imaginar por un momento que es posible y conseguimos crearlos, ¿Cómo haríamos para diferenciar a humanos de robots? Si la característica propia de los seres humanos, la conciencia, la conseguimos incluir en los robots, no habría prácticamente diferencia aparente entre robots y humanos ya que ambos pensarían y actuarían de una forma muy parecida. También se puede argumentar que esos robots no son personas ya que aunque puedan pensar conscientemente no pueden sentir.

También hay que cuestionarse ¿Cómo sería el mundo a partir de ese momento? Lo más probable es que todo cambiaría por completo ya que los robots pasarían a ser nuevas “personas” y tendrían que empezar ser tratadas como tal al prácticamente no poder diferenciar entre personas y maquinas. Desde este momento empezaría a haber varios conflictos ya que los robots exigirían una identidad que no tienen. Por el contrario se puede argumentar que nada cambiaría ya que mucha gente argumentaría que esos robots no son personas al no poder sentir.

En conclusión, en el hipotético caso de que se consigan crear robots conscientes, se podrían considerar o no personas, si solo consideramos poder pensar conscientemente o si consideramos que para ser personas se necesita pensar conscientemente y sentir, características propias del ser humano. Ante la cuestión de que pasaría en la sociedad si esto ocurriera dependería si a esos robots los consideramos o no personas.
Héitor Fernández Vilaboy 
1ºBach A

sábado, 12 de marzo de 2016

La Conciencia



Este finde de semana he visto la película "Yo,Robot" para los que no la habeis visto, trata del futuro en el que las máquinas, en este caso los robots adquieren conciencia y empiezan a actuar por ellos mismos sin obedecer a los seres humanos.En un principio cada robot tiene 3 leyes basicas que consisten en no hacer daño a los humanos ,pero esto cambia cuando los robots se dan cuenta que las personas se estan matando entre ellas.
Este tema viene por un video del programa "tres14" de la 2 que hemos visto en la clase del lunes 7 de marzo ,el cual trataba sobre la conciencia de las máquinas: ¿Podrán las máquinas tener conciencia? ¿somos conscientes de todo lo que vemos?¿que seríamos sin conciencia?¿la conciencia puede sobrevivir a la muerte del cuerpo?

Con respecto a si las maquinas podrán tener conciencia , en la película yo robot se ve claramente que han intentado decir que en un futuro las máquinas tendrán conciencia y podrán tomar decisiones por ellas mismas y decidir lo que está bien de lo que está mal.Pero nunca como un ser humano ;aunque según los científicos la conciencia de lo que somos tiene su origen en el propio cuerpo por lo que las máquinas no podrian tener conciencia ya que solo son un conjunto de circuitos,cables , placas...

Por otro lado ¿somos conscientes de todo o que vemos? tener conciencia de todo lo que vemos a lo largo de nuestra vida es muy dificil y aunque haya personas que se creen que saben de todo ,solo somos conscientes de una pequeña parte de lo que vemos y de lo que nos pasa a lo largo de nuestra vida.

La conciencia es la capacidad de vernos y reconocernos en un espejo además de reconocer nuestros actos y nuestros pensamientos; en definitiva sentirnos yo ,sin conciencia haríamos cosas sin saber que las estamos haciendo.
En resumen "la conciencia solo puede existir de una manera y es teniendo conciencia de que esta existe"(Jean Paul Sartre)

Javier Otero Piñeiro Nº 24 1º Bach A