domingo, 24 de marzo de 2019

¿Nos hace la tecnología mas vagos?



Es un hecho que hoy en día se esta automatizando casi todo lo que conocemos ,tanto trabajos como tareas que hace unos años se tendrían que realizar a mano.Lo que es bueno en la mayoría de los casos ya sea porque ese trabajo resulta un riesgo para la persona que lo realiza o tareas mas simples como puede ser mandar un simple mensaje a un familiar  que vive  en otro país,  hace unos años tardaría meses en recibirlo por carta mientras que ahora tardas menos de un segundo.

Pero es bueno que se automatice todo lo que conocemos?Si se sigue creando nueva tecnología a este ritmo va a llegar un punto en que no tengamos ni que levantarnos de la cama para tener que ir al baño.Incluso hoy en día un estudio realizado en Reino unido, titulado The Halifax Insurance Digital Home Index nos muestra como  un 45% de personas prefiere llamar o mandar un mensaje antes que ir a hablar con una persona que está en la misma casa.

Si llegamos a este punto hoy en día dentro de unos años cuando la mayoría de las tareas domesticas y trabajos van a  estar automatizados nos va a dar pereza hasta comer ,otro problema  del abuso de automatizar todo es que también lo haría la industria quitando  cientos de miles puestos de trabajo e incluso perjudicaría a la forma física de las personas ya que nos tendríamos que realizar ningún tipo esfuerzo  físico  para realizar nuestro día a día .

Un claro ejemplo de este futuro se representa en la pelicula Wall-E donde se nos muestra un mundo abandonado hace 700 años cubierto de basura e inhabitado, esto debido a la contaminación que el ser humano acumuló Nos muestra también un mundo controlado por robots y la tecnología, lo que ocasiona que los humanos se vuelvan inútiles e incluso obesos. Son humanos que están atrapados en su propia burbuja, nos conviven ni interactúan de forma física con otros humanos, ven solamente la pantalla que tienen enfrente y no se dan cuenta de lo que los rodea ni de lo que está pasando en su entorno. Otro ejemplo del control que tiene la tecnología sobre el ser humano es el piloto automático con el capitán, un capitán que hacen todo por él y no toma decisiones.

Lo que nos hace reflexionar si la tecnología va a ser una solución a los problemas o va a acabar siendo un problema mas.

¿Las redes sociales nos hacen infelices?

Ayer haciendo una limpieza en el ordenador me encontré una infografía que me había llamado mucho la atención hace tiempo. Dicha infografía mostraba la influencia de las redes sociales en nosotros, los adolescentes, y los datos me habían y continúan impresionando.

La identidad es un aspecto esencial en el desarrollo de los adolescentes y su construcción finaliza con la configuración de una personalidad solida y estable. La adolescencia es una época de cambios y búsqueda de una independencia, es una etapa confusa. Esto ha sido así toda la vida, pero las generaciones de ahora contamos con un plus añadido, las redes sociales. La pregunta es: ¿Qué efecto tienen las redes sociales en la juventud?

Podemos definir red social como un lugar de internet formado por comunidades de individuos que comparten intereses y actividades, de manera que se pueden comunicar o intercambiar información entre ellos. De primera vista las redes sociales parecen algo positivo, un medio rápido y efectivo de conocer gente y comunicarte. El problema llega cuando se realiza un mal uso de ellas, lo cual es muy común. Un ejemplo es el acoso escolar. El bullying es algo que siempre existió, pero con la llegada de las RRSS es algo que se puede extender a un acoso constante, durante todo el día y no sólo durante las horas escolares. Además, la facilidad de crear perfiles anónimos es una herramienta que puede utilizar mucha gente para acosar sin revelar su identidad, pero el daño lo hacen igual.

A continuación voy a centrarme en una las redes social que más utilizamos los adolescentes, Instagram. Según la Royal Society for Public Health (una organización benéfica independiente dedicada a mejorar la salud de la sociedad) esta es la red social que más ansiedad y depresión nos genera a los jóvenes. Posiblemente parte de la culpa la tienen los perfiles idílicos de los influencers, que se dedican a mostrar su vida que simula ser, en la mayor parte de los casos, perfecta. Además en muchas ocasiones los stories de Instagram generan una sensación de marginación social o una necesidad de compartir con nuestros seguidores todo lo que hacemos. Nuestra privacidad cada vez es menor y no nos damos cuenta del peligro que conlleva publicar contenido en la red, ya que una vez que lo subes no hay vuelta atrás. 

Ahora te toca reflexionar. ¿Eres responsable con el contenido que publicas? ¿Crees que las RRSS te benefician más de lo que te perjudican? 

A continuación dejo una pequeña entrevista realizada por la RSPH sobre este tema: https://youtu.be/8zSt6LrLPc8

Clara Cidrás 1ºC

¿Porqué los circos?

 Este mediodía estaba en  casa comiendo con mi familia. Teniamos la televisión encendida y estaba en el intermedio. La verdad no estaba prestando demasiada atención, hasta que salto el anuncio de la película de Dumbo de acción real que Disney esta produciendo. No enseñaron demasiado de la pelicula, pero si hubo una escena en la que apareció Dumbo, solo en una jaula, encerrado.

 Nunca llegue a ver Dumbo, ni de niña. La razón principal era porque se desarrollaba en un circo y nunca me gustaron, tanto por los animales encerrados, como por los payasos. Ahora sería incapaz.

El motivo principal por el que no puedo ver la pelicula es por ver a Dumbo encerrado, a un pobre animal inocente entre rejas, solo, sin saber que esta ahí para entretener a una multitud.

Creo que me estoy llendo del tema que quería tratar. Al ver el anuncio me puse a reflexionar en porque existen los zoos, los circos, cualquier lugar en el que los animales estan encerrados en un recinto solo para que nosotros podamos observarlos, mientras ellos en el fondo de su jaula, intentan esconderse.

¿En qué momento, quién nos dió el derecho de sacarlos de su hábitat natural, separarlos de todo lo que conocen, en algunas ocasiones ya de crías, solo para que podamos pararnos durante cinco segundos a decir "mira el monito que lindo", para marcharnos y olvidarnos al instante de el? ¿Porqué creemos que tenemos mas derecho que ellos a la  libertad?

Os pongo un ejemplo práctico. Imaginaros que un día estáis en vuestra casa y de repente llega alguien con un rifle y os dispara un tranquilizante. Os despertais horas mas tarde, hambrientos y solos en un sitio frío y desconocido. Estáis asustados y solo queréis volver a casa. Luego llega alguien y os saca a un escenario para "luciros". Si sé que eso pasa en humanos, y sí sé que la sociedad considera que está mal, aunque nadie haga demasiado para solucionarlo, pero porqué en el caso de los animales, nadie se ha parado a decir que tambien esta mal y que no debería hacerse?

¿Qué ha sido lo que ha generado esta creencia de ser superior que tiene el hombre sobre sí mismo ponoiendolo sobre el resto de criaturas vivientes? No entiendo este punto de vista que la humanidad ha acabado generando sobre sí misma en el que se encuentra en la cima del mundo sobre todos los demas, pero sé que esta situación no debería darse.

"Es la edad"

El otro día, al salir de entrenar, estuve hablando con una compañera que había estudiado psicología y este año había empezado la carrera de derecho. No sé cómo, acabamos hablando de que las personas de la tercera edad, y, sobre todo, los adolescentes, pierden el aprecio por su vida, no le dan el suficiente valor.

Seguro que alguna vez has escuchado de la boca de alguien que está en esta etapa la frase: “me quiero morir”. Resulta que es bastante normal, puesto que como persona en esta edad lo he oído varias veces y hasta lo he dicho alguna vez. Pero después de haber reflexionado un rato acerca de esto, me he dado cuenta de que esa frase no quiere expresar completamente que un adolescente quiera acabar con su vida, sino que no ve que sus problemas se puedan resolver y cree que es la única salida.

Si eres un adulto, posiblemente te estés preguntando que qué problemas puede tener un chaval de 15, 16 o 17 años, que aún no sabe nada de la vida. Puede que las dificultades de un joven sean insignificantes comparadas con las de una persona adulta, pero, ¿alguna vez os habéis planteado que puede que para ellos no sean tan insignificantes?

Aún pareciendo una minucia, a nosotros se nos hacen grandes. Y eso nos lleva a un estado de irritabilidad, angustia, agobio, y tristeza. Por esta razón y otras muchas, acabamos aislándonos en nuestra habitación, queriendo dormir hasta tarde, teniendo profundos altibajos o siendo impacientes e impulsivos. Entonces, llega un momento en el que nos saturamos y nos agotamos; y es cuando sentimos que no podemos más y, volviendo al inicio, aparece ese sentimiento de acabar con todo.

Como ya dije anteriormente, la mayoría de los adultos no le dará mucha importancia, respaldándose en la tan escuchada frase: “es la edad”. Y sí, posiblemente sea la edad, y la mayor parte de los jóvenes pasemos esa etapa sin ninguna preocupación importante; pero, ¿y los que no son capaces y acaban con casos más graves?, ya sea con baja autoestima, problemas académicos, trastornos alimenticios, transgresiones, depresión, dependencia, ansiedad, ataques de pánico… Igual los problemas ya no son tan “insignificantes” como parecían antes.

Creo que deberíamos de concienciarnos un poco más acerca de todo lo que ocurre en esta etapa, reflexionar un poco; y dejar de restarle importancia a los inconvenientes de un adolescente simplemente por el hecho de que, y cito textualmente: “aún es un niño”.

Clara Pazos Vilar 1ºA

La posesión de armas


Hace unos días salió en la televisión una noticia que hablaba sobre que Santiago Abascal, líder de Vox, quería establecer varias medidas sobre el derecho de portar armas en las casas y utilizarlas en legítima defensa. Esta noticia me ha llevado a querer conocer como es el control y la posesión de armas en España y en otros países.

España es uno de los países donde hay un mayor control de las armas. Por cada 100 habitantes hay 7,5 armas, un número muy reducido si lo comparamos con las 90 armas por cada 100 personas de Estados Unidos o con las 19 de Francia o Alemania. Conseguir una licencia para usar armas en España es bastante difícil y la mayoría de esas armas son utilizadas por cazadores y tiradores deportivos.

Normalmente cuando piensas en países en los que cualquier persona puede tener un arma el primero que se te viene a la mente es Estados Unidos, pero no hace falta irse tan lejos. Finlandia, por ejemplo, era, hace unos diez años, el tercer país del mundo con más armas por habitante. Un 56% de sus ciudadanos poseían un arma, y la edad legal para tener un arma era de 15 años. Poco a poco, las leyes sobre la posesión de armas se han ido endureciendo debido a que ocurrieron varias matanzas y tiroteos y ,ahora, el acceso a un arma es mucho más difícil. A pesar de todo esto, la tasa de criminalidad es muy baja.

Por otro lado, está Estados Unidos, donde la segunda Enmienda protege el derecho del pueblo estadounidense a poseer y portar armas. Es un país donde mueren al año cerca de 33.000 personas por armas de fuego y se puede adquirir un rifle de asalto de manera legal por lo que cuesta un móvil. Pero, a pesar de esto, cada vez que ocurre un incidente provocado por el uso de armas, no se intenta cambiar la ley ni poner un mayor control en el uso de las armas, sino que se intenta arreglar esos casos poniendo más armas a disposición de la gente para que se defiendan. Con esto me refiero a cuando Trump quiso armar a los profesores para proteger a los alumnos de posibles casos de ataques por niños armados.

Gracias al trabajo de investigación que he realizado me he dado cuenta de que hay un montón de personas que están de acuerdo con que todas las personas tengan derecho a poseer armas de fuego, y lo ven como algo normal, lo que me ha hecho sentir un poco de miedo. Sinceramente, no puedo comprender cómo es posible sentirte seguro en tu día a día sabiendo que la mayoría de personas que te rodean tienen un arma a su disposición. Además, me parece incomprensible lo fácil que puede ser conseguir un arma por un menor de edad en algunos países. Y vosotros, ¿os sentiríais seguros viviendo en una sociedad donde la mayoría de la población puede tener acceso a un arma?

Rodrigo Tasende 1ºA

Efecto Mandela

Efecto Mandela es un término que acuñó la bloguera Fiona Broome hace unos años. Como ella misma contaba, había mucha gente a su alrededor, incluida ella misma, que recordaba haber visto por televisión exactamente el momento en el que Nelson Mandela murió en la cárcel. El funeral en su honor, y todo lo demás. En realidad, Mandela sobrevivió al presidio, y vivió algún tiempo fuera de él antes de fallecer.
Pero por mucho que le digas a los convencidos de que eso es así, de que su memoria podría haberles jugado una mala pasada, a muchos les cuesta asumirlo. Lo vieron “con sus propios ojos”.
Existen muchos casos del efecto Mandela que fijo que hasta a tí te sorprenden. A continuación te contaré unos cuantos.
Por ejemplo, la famosa frase interpretada por Darth Vader en la película de El imperio contraataca “Luke, yo soy tu padre” no fue la frase interpretada por el actor, la frase real que se dice en la película es “No, yo soy tu padre”
Otro ejemplo podría ser la famosa frase de “espejito, espejito” dicha en la película de Blancanieves, la frase real dicha por la bruja fue “espejo mágico”
Aunque el ejemplo que más me llamó la atención fue el del cuadro de Mona Lisa o Gioconda. Es casi imposible que nunca la hayas visto, así que trata de visualizarla en tu mente. ¿Cómo la recuerdas? ¿Dirías que está verdaderamente sonriendo, o más bien está seria? Y su rostro, ¿es delgado o un poco redondeado? ¿Los colores de la pintura son vivos o más bien opacos? Piensa en el cuadro mientras te describo mi recuerdo de la Mona Lisa, a ver si más o menos coincide con el tuyo: Para mí  era una mujer algo delgada, bastante inexpresiva, cuya sonrisa era más bien inexistente porque en realidad lucía seria.
Este fue el caso que más me sorprendió debido a que es algo que es muy frecuente y no nos damos cuenta, y me llamó la atención.
Sergio Martínez Ogea - 1ºA






É tan produtivo o traballo en grupo como nos din?

Dende os inicios da educación, todos os docentes intentan inculcarnos unha importante afirmación: o traballo en grupo é importante e beneficioso. Pero, ata que punto é iso verdade? Cal é a razón de que nolo digan?

En primeiro lugar, cabe analizar a súa importancia nunha gran parte de traballos: os de oficina, coidados, limpeza, e unha ampla lista dos mesmos. A cuestión radica en que esta produtividade que nos outorgan os traballos grupais pode ser existente nesta clase de traballos, pero está claro que non é así no ensino. Cando se lles encomenda aos alumnos unha tarefa en grupo, a maioría do traballo é levado a cabo por unha parte moi pequena do grupo. Persoalmente, o ano pasado atopeime en diversas ocasións con situacións deste estilo, polo que me tiven que encargar só da inmensa maioría do traballo. Por sorte, canto máis se avanza no ciclo educativo, máis seriedade adoptan os alumnos, polo que aceptan máis responsabilidades, e o traballo en grupo chega a ser interesante e realmente equitativo.

Por exemplo, os alumnos de bacharelato adoitan posuír unha concepción máis seria do traballo, polo que normalmente prefiren chegar a calificacións máis elevadas, aínda que iso requira unha maior cantidade de esforzo pola súa parte. É por iso polo que os traballos en grupo funcionan mellor nas etapas da educación máis elevadas, coma a Universidade ou o Bacharelato.

Por outra banda, se estas tarefas se realizan na educación primaria ou na ESO, non chegan a ser tan efectivas coma as de outros estudos superiores, xa que certas persoas non posúen interese en acadar unha calificación decente, e outras si. Desta maneira, os primeiros individuos acabarán conseguindo a mesma nota que os segundos, sen necesidade de traballar, xa que os segundos serán os que realicen case todo o traballo. Baixo a miña opinión, os docentes deberían ter en conta esta clase de comportamentos, e regular de algún xeito esta mala práctica que soamente produce inxustizas. Unha boa maneira de facelo é realizando o traballo grupal na clase, de tal maneira que o profesor poida supervisar aos alumnos e encargarse de que todo funcione de forma equitativa e correcta.

Como conclusión, e importante recalcar que o traballo en grupo é importante, e axuda a que as persoas sexan capaces de coordinarse e mellorar os seus resultados cooperando, pero sempre realizando as tarefas por igual, e sen desbalances á hora de repartir o traballo.

La visión del futuro inmediato

Nuestra percepción del mundo es muy distinta según quienes seamos. No tienen la misma percepción y forma de entender el mundo un perro, un pájaro o un ser humano. Incluso dentro de este último grupo, todo es muy diferente dependiendo de la cultura, religión o edad.


En cuanto a este factor, la edad, esta influye en nuestra forma de entender el mundo. Por ejemplo un bebé no es consciente del concepto del espacio y la permanencia de las cosas, como lo tienen los adultos, hasta que cumplen los cinco o seis meses. Es decir, ellos no saben que cuando dejan de ver una cosa esta no desaparece sino que está fuera de su alcance de visión.
Su percepción sobre el tiempo también es distinta, los bebés solo se preocupan por el presente o futuro inmediato. Al contrario que los adultos que estamos determinados por el tiempo ya que toda nuestra vida gira entorno a él. A esa edad tan temprana no tienen ningún punto de vista hacia la vida, por ello solo se centran en el presente y sus necesidades
Cuando ya somos un poco más mayores cerca de los tres años, aún no podemos comprender el concepto de tiempo pero sí entender que existe, aunque sea una cosa que no podamos ver ni sentir. Esto hace que los niños vean el mundo como un presente continuo con muy poca visión a largo plazo. Debido a su mínima concepción del tiempo un bebé/niño pequeño, siempre está feliz en su presente inmediato ya que, no tiene razones para no estarlo. Esto cambia con el paso del tiempo, a medida que nos hacemos mayores la forma que tenemos de entender el mundo es más compleja. Nos preocupamos por las consecuencias de nuestros actos o por cómo nos puede cambiar la vida de un momento a otro, haciéndonos así más infelices.

Si pensamos no solo en la edad de los seres humanos sino que también en la época en la que viven casi todo cambia, excepto la forma de ver el mundo de un bebé ya que ellos solo son conscientes de sí mismos, sus necesidades y su presente. Sin embargo los adultos tienen una concepción distinta del mundo, ya sea de lo que somos nosotros dentro del universo o cómo entendemos el funcionamiento del mundo.

Por lo tanto nuestra percepción del mundo es muy distinta dependiendo de distintos factores como por ejemplo el momento de la historia en el que vivas. La época afectará en tus condiciones de vida por lo tanto en tu percepción del mundo y tus preocupaciones. Sin embargo la de un bebé no, porque al no tener ningún tipo de idea o pensamiento que se aleje de sí mismos y su presente, sus necesidades no están condicionadas por ningún elemento ajeno a ellos. Por ello bebés de distintas épocas ven el mundo de la misma forma.

María Pazos Míguez 1ºA

"La filosofía ha muerto"

Stephen Hawking dijo en una entrevista realizada en el año 2010 : " La filosofía ha muerto".

A pesar de haber hecho una gran contribución a la ciencia y ser uno de los físicos más inteligentes del
siglo XXI, Hawking, puede no estar en lo cierto con estas declaraciones.
Es cierto que la ciencia ha logrado responder a muchas preguntas sobre el origen y funcionamiento del
universo, pero, ¿habría sido posible sin la intervención de la filosofía?, seguramente no.

Muchos piensan que la filosofía y la ciencia son incompatibles, ya que son vistas como campos del
conocimiento opuestos, pero si la ciencia no estuviera influenciada por la filosofía, carecería de creatividad
y espíritu crítico.
La filosofía de la ciencia se encarga de explicar qué une a la ciencia y la filosofía. Estudia el conocimiento
de los principios, los métodos y las relaciones entre los acontecimientos que utiliza la ciencia para conocer
su objeto de investigación.

Por ejemplo; Hawking, era físico teórico, y la primera etapa para desarrollar una teoría, emplea el método
científico para elaborar hipótesis. El método científico, se basa en el uso de la razón, que es una de las
herramientas principales de la filosofía.
Por eso creemos que la mitad del trabajo científico, es pura filosofía, ya que esas hipótesis, no dependen
de la observación ni de la experimentación, tan solo del razonamiento de la persona que las formula.

Como conclusión, pensamos que la filosofía no ha muerto, ya que a lo largo de toda la historia, y aún hoy
en día, es de gran ayuda para la ciencia. Como decía K. Popper, la ciencia nace de las primeras
observaciones y conclusiones a las que llegaron los primeros filósofos griegos acerca del universo.
Quizás Hawking, intentaba desprestigiar la filosofía aún sabiendo que la mayor parte de su trabajo
estaba basado en ella, y paradójicamente esas declaraciones son filosóficas y no científicas, ya que es una
opinión razonada y subjetiva, y no fruto de la observación y la experimentación.

Sergio Martinez Ogea - 1ºA
Marcos García Lamas - 1ºA

La realidad


Cada día en los anuncios aparece gente feliz, todo es un mundo ideal,no hay problemas y lo pintan todo precioso. Quiero acercarme al maltrato animal, que está detrás de muchas cosas en nuestro día a día y no nos damos cuenta.Cuando en la televisión vemos anuncios de leche parecen vacas felices, en una granja o en un prado, con pastores y tractores felices. Con la industria cárnica pasa exactamente lo mismo, si la gente tuviera conocimiento de lo que hay detrás del fiambre que compramos o del filete que hay encima de nuestra mesa no tendrían tantas ganas de comerselo. Y por mucho que nos extrañe en mucho maquillaje y cosméticos también hay maltrato detrás.
Creo que muchas veces no nos paramos a pensar que hay detrás de las cosas. A veces escuchamos algo y tan sólo miramos para otro lado y pensamos que es un caso aislado.
Si de verdad nos informamos cambiarían muchas cosas, la industria láctica tiene detrás un maltrato increíble hacia las vacas y si muchos supiéramos como son tratadas no permitiríamos eso. Lo mismo pasa con la carne, a muchos se le pasarían las ganas de comer carne si vieran en qué condiciones viven los animales en las explotaciones, como son tratados, su salud y lo que sufren. Nos creemos eso que dicen de que hoy en día los matan sin que sientan dolor pero, y todo el sufrimiento que tuvieron a lo largo de su vida encerrados allí? Sin ver la luz, en espacios hiper reducidos, separados de sus madres,comiendo hasta cebarse...
En cuanto a los cosméticos pasa lo mismo, muchas marcas en la actualidad testan en animales y si la gente supiera lo que eso conlleva estoy segura de que preferiría comprar y consumir otras marcas otras que no hacen esto ya que hoy en día no es algo necesario.
Conocer la realidad está en nuestras manos.
¿Realmente conocemos la realidad y preferimos mirar hacia otro lado o estamos engañados? ¿Necesitamos de verdad maltratar de esta manera a los animales para satisfacer nuestro paladar?
Aquí os dejo unos videos que tal vez os hagan abrir los ojos:

María Ferro 1ºC

Los suicidios en nuestra sociedad

Hace unas semanas, mientras comía con mi padre, empecé a hablar de que una niña de Santiago que tenía más o menos mi edad, se había suicidado. Esto a mi padre no le impresionó demasiado y lo que hizo fue coger su teléfono y enseñarme una noticia de un periódico que decía que en España 10 personas se quitan la vida cada día y otras 200 lo intentan.
Después de esto comenzamos a discutir sobre si todos estos actos tienen algún tipo de justificación. En esos momentos yo estaba completamente a favor: pensaba que todas esas personas hacían estos actos debido a ciertos problemas que se podían presentar en sus vidas cotidianas (problemas familiares, laborales, sociales, etc). En su lugar, mi padre me puso un ejemplo: un notario que trabajaba en una notaría, tenía mujer e hijos. Con la crisis, se quedó en paro y con 56 años, lo que suponía que tenía muy pocas posibilidades de volver a conseguir un trabajo y continuar adelante, por todo ello, decide quitarse la vida; pero, ¿por qué ha hecho eso aún sabiendo que tiene hijos y una mujer? ¿por qué ha hecho eso aún sabiendo que de alguna manera tiene un apoyo? 
Con ese ejemplo, mi padre quiso demostrarme que un porcentaje de esas personas que deciden quitarse la vida, aunque no lo piensen, pueden salir adelante de una manera u otra; pero el suicidio no es una solución.
A día de hoy continúo preguntándome si los suicidios están justificados o no. Ese ejemplo que me puso mi padre me demostró que no todos los suicidios tienen algún tipo de justificación. Esa niña de mi edad que decidió quitarse la vida, pudo haberlo hecho por diferentes razones, pero, ¿sabemos si de alguna manera podría salir adelante?

De este modo, me pregunto, ¿por qué no le damos tanta importancia a los suicidios como se la podemos a otros temas presentes en nuestro día a día? ¿Por qué este tema está considerado "tabú" en nuestra sociedad? Esas 200 personas que intentan suicidarse diariamente ¿necesitan ayuda de un profesional? ¿Qué lleva a la gente a la decisión de quitarse la vida?

Y yo ahora os pregunto a vosotros: ¿Teníais alguna idea de estas cifras? ¿Pensáis que estos actos están justificados? ¿Pensáis que todo esto puede llegar a solucionarse en algún momento?


Carolina López Ares 1ºBach B

La perfección de la tecnología

Con el transcurso del tiempo, el ser humano ha desarrollado diferentes métodos y herramientas para mejorar su modo de vida, prosperar como una sociedad y facilitar diferentes actividades que antes requerían incontables horas de trabajo. A día de hoy se están realizando varios proyectos e investigaciones a nivel anatómico y médico, sin embargo, se ha creado un nuevo término denominado biohacking. El biohacking es el conjunto de acciones que un individuo lleva a cabo, a través de diferentes técnicas y herramientas, para optimizar su cuerpo, su mente y su vida. Según Dave Asprey ( empresario y escritor americano  que es nacionalmente conocido como el "gurú de la vida saludable ) el biohacking es el hecho de cambiar el medio fuera y dentro de nosotros para tener un control total sobre nuestra biología. Por la tanto, al modificarnos a través de implantación de chips,  ¿ acaso estamos buscando la perfección sobre nuestro cuerpo y sentirnos mejores; o simplemente no estamos conformes con nosotros mismos ?
Aunque los medios de comunicación deberían de ser los encargados de transmitir estos avances tecnológicos, estos no se frecuentan demasiado en ellos. Hace tiempo salió la noticia acerca de varios biohackers que desarrollaron unos microchips tanto en orejas como en pulmones, arriesgándose perder otro tipo de capacidades, como es el caso de la vista. Sin embargo, esta práctica ya había comenzado a realizarse años atrás, con el caso de Lepht. Lepht es una joven británica que se sometió a varios autoimplantes para hacer que su cuerpo fuera mejor. Tras varias intervenciones quirúrgicas, Lepht consiguió adquirir un sexto sentido, basado en la percepción de calor de diferentes cuerpos a través de la inserción de imanes en sus manos. Con tantas operaciones, Lepht fue capaz de mejorar sus implantes y hacerlos menos dañinos, ya que según Lepht, no importa sufrir por prosperar. Sin embargo, a raíz de esto surge un nuevo problema en el cual está implicada la sociedad. En un caso límite, una persona por ejemplo podría añadir modificaciones en sus piernas y correr más veloz, un microchip en los ojos para ver en la oscuridad…; pero y si pensamos como finalidad la violencia. Se podrían crear Hombres - Máquina con las adaptaciones necesarias para sobrevivir y sembrar el caos entre la gente. Por lo tanto, ¿ cómo podemos asegurarnos de que estos implantes no causen problemas a nivel social y que tenga un final terrorífico?

Por otra parte, según la teoría antes mencionada de buscar la perfección en nuestro cuerpo a través de tecnología no creeis que puede ser subjetivo. Si nos paramos a pensar un minuto, la perfección busca el grado máximo de una determinada cualidad o defecto, pero cuando es ese límite ( según afirma la Real Academia de la Lengua ). Es decir, nos tendríamos que fijar en cada sujeto del mundo acerca de una cualidad específica y demostrar que somos mejores que ellos; pero esto sigue sin afirmamos nada. Pongamos el caso de Usain Bolt. Usain es un atleta jamaicano que es capaz de correr 100 metros en un tiempo de 9.58 s, por lo tanto ¿ podemos afirmar que es la perfección en recorrer esa distancia ?. La respuesta es NO, siempre habrá una persona que sea capaz en un futuro capaz de superar esa marca con esfuerzo y dedicación, pero no podemos decir que una persona es perfecta con respecto a ello. Entonces, si al insertarnos estos chips aumentamos nuestras capacidades, ¿ sería justo que una persona la cual ha dedicado mucho tiempo y trabajo a superarse sea “derrotado” quizás por una persona que alteró sus piernas para ser más rápido?

Actualmente se están inventando robots y máquinas que nos ofrecen la ayuda necesaria para mejorar nuestra vida y hacerla un poco más fácil; entonces ¿ por qué deberíamos ser influenciados por el biohacking y mejorar nuestro cuerpo, teniendo máquinas que ya hacen esas cosas?

Ignacio González Pulleiro 1º A

sábado, 23 de marzo de 2019

¿Qué es ser feliz?

Todos los días hablamos de lo felices que somos, de lo bien o lo mal que lo estamos pasando durante nuestras vidas... Pero, ¿qué es ser feliz? ¿Necesitamos algo material para poder ser felices? A todos nos han dicho: (“ deberías estudiar esto para que en el futuro te dé todo el dinero que necesites y así tener la posibilidad ser feliz”), pero ¿qué o quién asegura el sentimiento de la felicidad, acaso ellos conocen lo que es para cada uno ser feliz?
Pensamos que alcanzar grandes metas en cuanto a dinero, belleza, prestigio o el poder, nos asegura la felicidad y de lo contrario nos proporciona angustia o frustración. Como no sabemos en realidad que es ser feliz o como lograrlo vamos a ver algunas de las definiciones de algunos de los filósofos más reconocidos:
Sócrates:
 “El secreto de la felicidad no se encuentra en la búsqueda de más, sino en el desarrollo de la capacidad para disfrutar de menos”. Para este filósofo griego la felicidad no viene de recompensas externas, sino del éxito interno.
 PLATÓN:
“El hombre que hace que todo lo que lleve a la felicidad depende de él mismo, ya no de los demás, ha adoptado el mejor plan para vivir feliz”. Esta definición de Platón, encajaría bastante bien con la actual definición que nos proporciona la RAE, ( la felicidad es un estado de grata satisfacción espiritual y física).
ARISTÓTELES:
“La felicidad depende de nosotros mismos”. Para Aristóteles ser feliz, consiste en saber lo que uno quiere. Se basa en el término de la eudaimonia, que define como estado del bien más elevado para los seres humanos, que depende de la virtud de cada ser.

Después de ver todas estas definiciones, no tenemos nada en concreto con lo que podamos decir y responder a la pregunta de, ¿qué es ser feliz? o ¿cómo lograr la felicidad?, ya que por ejemplo, Platón relaciona la felicidad con lo que es justo, pongamos el caso en el que: tú tienes dos manzanas y estas en una etapa en tu vida en la que no tienes nada, lo que te rodea es simplemente la pobreza y ves a otra persona que no tiene nada, igual que tú y tú mismo le das una manzana, ¿pero eso de verdad que te va hacer más feliz? Porque alomejor esas manzanas eran lo único que tenías para comer durante una semana, para poder sobrevivir y esto podría acabar desembocando en la propia muerte, ¿y no es acaso la muerte lo que nos propociona angustia, puesto que ya nunca más podremos conseguir la obtención de esa felicidad que tanto ansiamos? En cambio, Aristóteles afirma que solo podemos decir si fuimos o no felices durante una etapa en nuestras vidas o cuando vemos que nuestra propia vida está a punto de terminar, ahí si que poderíamos saber si fuimos felices o no... Así que por lo tanto, yo no soy quién para responder esta pregunta planteada, ¿porque estoy siendo feliz mientras reflexiono sobre mi felicidad? ¿Si reflexionar significa preocupación acerca de este tema?

Ylenia Mallo Noya 1ºA

Paso del tiempo



Cuando miras el reloj te das cuenta de que ya es hora de irse a dormir y, cuando te das cuenta, ya pasó toda la semana. 

De niños deseamos crecer y ser mayores, pero cuando se alcanza una cierta edad te preguntas cómo ha pasado tan rápido el tiempo. Un error que cometemos es dejar las cosas para el futuro cuando realmente son importantes en el presente, como por ejemplo disfrutar de los que nos gusta o pasar tiempo con nuestros seres queridos. 

Dejamos todo para después,como si esa fuera la solución a todo. Debemos entender que el después cambia la prioridad, que hace que el tiempo pase, perdiendo así muchas oportunidades. 

Recuerda: ayer y mañana no existen, el día es hoy, el presente. 

Ana Queijo Canedo, 1ºB 

¿Por qué nos afecta el paso del tiempo?

Las personas de nuestra edad están sometidas a demasiada presión por el paso del tiempo, ya que nos obligan a tomarnos la vida con tanta prisa que acabamos agobiados y siendo mucho menos productivos de lo que pretenden que seamos presionándonos de esta manera. ¿De dónde viene esta obsesión por el paso del tiempo, por hacerlo todo rápidamente?

En la película Tiempos Modernos podemos ver cómo el reloj causó un gran cambio en la vida del ser humano. Esta invención llevó a un control obsesivo sobre nuestro tiempo, tratando de aprovecharlo al máximo, de manera que se pueda producir la mayor cantidad de producto posible en el menor intervalo de tiempo. Realmente, lo que en principio fue un gran avance para la humanidad, acabó siendo una de sus mayores limitaciones: el inevitable paso del tiempo y, en consecuencia, el fin de la existencia. En la película se observa también la sociedad de la época en la que está ambientada, siendo apreciable la gran importancia de la producción masiva en las fábricas, así como la obsesión por hacerlo todo en el menor tiempo posible. Esto lleva a pensar en la percepción del ser humano en esta época, siendo parte de un enorme universo concebido como una máquina que funciona de manera similar al engranaje de un reloj.

Quizás tenemos miedo a que se acabe nuestro tiempo de vida y no haber hecho todo lo que deseábamos. Puede que realmente todo nuestro miedo al paso del tiempo venga de nuestro miedo a la muerte, o puede que sea al revés: que el miedo a la muerte nos provoque temer al paso del tiempo. Si pensamos en esto, podemos llegar a la conclusión de que es irracional, puesto que el paso del tiempo es algo inevitable. De hecho, esta preocupación lleva acompañando al ser humano desde hace siglos (esto se puede observar en los tópicos utilizados en la literatura de diversos movimientos a lo largo de los siglos). Por tanto, no es algo nuevo, sino que es un aspecto que nos preocupa desde hace mucho, y que parece que no somos capaces de superar. Entonces, ¿por qué nos agobiamos por algo que sabemos que es imposible cambiar? Si no podemos remediar el paso del tiempo, deberíamos superar nuestro miedo a él.

Centrándome en algo más cercano, los adolescentes también estamos en cierta medida influenciados por esta preocupación. De hecho, parece que estamos obligados a preocuparnos por el paso tan rápido del tiempo. Parece que no nos está permitido relajarnos, que debemos estar siempre agobiados por la falta de tiempo. Esto se puede deber a que se considera que a nuestra edad debemos decidir nuestro futuro, y en cierto modo es verdad: es en estos años cuando decidimos por dónde queremos llevar nuestra vida, qué queremos estudiar, a qué nos queremos dedicar, con quién queremos relacionarnos, dónde queremos vivir…  ¿Por qué nos obligan a replantearnos todas estas preguntas a esta edad? Otra de las preguntas que me planteo, en consecuencia, es: ¿por qué nos agobiamos al pensar en la rapidez con la que transcurre el tiempo? Puede ser que, al no poder controlar este aspecto, nos dé miedo. Al ser humano siempre le ha aterrorizado todo lo que no puede controlar, lo que está fuera de su alcance. No podemos hacer que el tiempo pare, no podemos retroceder ni podemos avanzar en el tiempo. No podemos cambiarlo acorde a nuestros deseos. Este es uno de los muchos aspectos que el ser humano es incapaz de variar, lo que hace que el poder de la humanidad se vea limitado. En consecuencia, nos hace sentir mucho más pequeños, más insignificantes en el universo; nos damos cuenta de que no podemos controlarlo todo, de que solamente somos un pequeño punto en alguna parte del universo, el cual no podemos cambiar a nuestro antojo. Pensar en esto nos da miedo, y supongo que es lo que nos hace sentir esa inseguridad ante el conocimiento de que nuestra vida tiene un límite, un final que cada vez se acerca más y más rápido. Este tema nos hace plantearnos nuestra existencia y nos hace pensar sobre cómo percibimos nuestra vida y nuestra manera de vivirla. Pienso que al reflexionar sobre el paso del tiempo todo el mundo se para a pensar, aunque sea por muy poco, en si realmente está aprovechando su vida; y puede que esta reflexión cause un cambio radical (o no tan radical) en nuestra forma de vivir.



Laura Parada Pérez 1ºA

Pena de muerte, ¿justicia o venganza?


  La pena de muerte es un tema que ha generado mucha controversia desde sus inicios. Por una parte, niega el derecho más fundamental, que es el derecho a la vida, pero, ¿qué ocurre con las personas que niegan a su vez el derecho a vivir de otros? Es algo paradójico defender el derecho a vivir de alguien que ha cometido algún delito lo suficientemente infame y cruel como para plantearse su ejecución.  
Otro de los aspectos que generan dudas en torno a este tema es si realmente se hace justicia quitándole la vida a alguien. Algunos consideran que no es más que venganza, que no alberga justicia alguna. Sin embargo, ¿no hay ciertos crímenes que requieren un castigo mayor que una condena de por ejemplo 20 años? ¿Hasta dónde debe llegar nuestra compasión por un ser que tal vez no la merezca? La justicia debería priorizar tanto el castigo como la reinserción social, pero hay casos donde la rehabilitación no es posible.

  Muchos autores de delitos graves reinciden durante permisos penitenciarios o al completar su condena, especialmente los asesinos y violadores. Aún sin tener que aplicarles la muerte como castigo, ¿no deberían permanecer permanentemente vigilados durante los permisos, o no recibir permisos directamente?

Ricardo Franco Cancelo 1ºC

¿Emoción en la inteligencia artificial?

Los humanos creamos tecnología con afán de avance y de realizar determinadas tareas que sin la participación de la tecnología, serían imposibles o mucho más complicadas.
En los últimos años se ha abierto camino a una de las formas de tecnología más innovadora, la inteligencia artificial. Cada vez se encuentra más a nuestro alcance, disponiendo de ella hasta en nuestro propio teléfono móvil. 

Los robots más recientes disponen de una configuración que les permite responder y actuar a determinados estímulos de una manera muy similar a la que lo haría un humano. Esto no deja de estar programado por su creador y se entiende que el robot no lo hace sin estar previamente preparado para ello. Sin embargo, este ámbito está avanzando a pasos agigantados y se ha descubierto que, una vez "aprendida" la información, a los robots se les hace difícil cambiar aquello que han "asimilado". Esto da que pensar ya que, ¿podría ser esto el punto de partida en el cual los robots comenzarán a tener conciencia propia?
Todavía no hay robot capaz de asimilar conceptos éticos como la justicia o el amor ,pero el día en que puedan hacerlo podría no estar muy lejos. 

En ese momento habría que plantearse, ¿qué trato hay que darle a los robots?. ¿Seguirían siendo simples máquinas o habría que considerarlos algo más que eso? Hay que tener en cuenta que nos encontraríamos ante un ser con capacidad de razonar similar a la humana , de emplear conceptos de tal importancia ética y social e incluso desarrollar emociones. Al fin y al cabo, nuestro sistema nervioso funciona a través de una red de impulsos eléctricos. En este punto, ya no deberíamos seguir tratando a los robots igual que a un objeto. Sentirían el dolor,el sufrimiento o la soledad por lo que no debería considerarse ético el tratarlos de la misma manera en que tratarías a cualquier útil de tu día a día. Al necesitar compañía e interacción, empezarían a estar más presentes en nuestra sociedad y, de manera "utópica", se integrarían plenamente. 
Resultado de imagen de sophia
Sofía Jamardo Paz 1ºB

¿Cómo influyen los estudios en los adolescentes?

Desde siempre ha sido y es necesaria una formación para poder obtener un trabajo. Esa formación comienza desde una temprana edad y engloba también la adolescencia, esa etapa tan complicada y que se caracteriza por la gran cantidad de cambios físicos, psicológicos y sociales que ocurren en los menores.
Siempre nos han estado exigiendo buenas notas; seguro que más de una vez te han dicho que estudies y seguro que más de una vez no te has encontrado con ánimo para hacerlo por muchos motivos. También son muchas las personas que aseguran que no lo hacemos por vagancia; pero, ¿pensaron que a lo mejor es culpa del sistema educativo y de cómo está organizado? Lo que a muchos de ellos no les gusta es estudiar con la metodología y orientación académica que nuestro actual sistema educativo ofrece, y esto puede ser el causante del bajo rendimiento y del poco interés del estudiante. A esto se le suman los grandes requisitos que algunas carreras/profesiones requieren, como son medicina, derecho, ingeniería, entre muchas otras. Y, además, es en bachillerato donde la carga se supera, donde el nivel de exigencia es máximo y donde más estrés y poco tiempo lúdico se tiene. Una de las repercusiones que pueda originar el estrés o la insistencia de las familias en los jóvenes de bachillerato es un cambio de comportamiento en ellos.

Esto nos lleva a pensar que a lo mejor existe una mala organización, ya sea por parte del alumnado o del profesorado, por ello mi visión de la mejora debería de ser la siguiente:
- La formación debería poder transmitir un saber y una aplicación práctica, no solo teórica, es decir, dedicar más tiempo a la práctica, ya que suele ser más útil de cara al futuro.
- El modelo de trabajo cambia constantemente y los docentes deben de estar preparados para esos cambios. Por lo tanto, colegios y universidades deberían exigirles una "actualización" de sus conocimientos y adaptarse a las nuevas formas.
- No sobrecargar al alumnado. Este debe disponer de tiempo de ocio para su uso y disfrute personal, ya que así se mejoraría su rendimiento y en ocasiones podría estar más motivado.


Entonces yo reflexiono sobre lo anteriormente dicho, y me hago estas preguntas:
      ¿influye la sobrecarga de materia y el poco tiempo lúdico,en ocasiones, en el comportamiento de los adolescentes?
      ¿estudiamos para realmente formarnos o simplemente por una cuestión de "obligación"?

      ¿la sociedad, de alguna forma, te obliga a que tengas una formación académica alta?


                                                                                                                             Claudia Crespo, 1ºA